Capricornio ascendente Aries: Firmes e Impulsivos

Los individuos nacidos bajo la combinaci√≥n astrol√≥gica de Capricornio ascendente Aries poseen una fusi√≥n peculiar de caracter√≠sticas que los hace √ļnicos en varios aspectos de la vida. Su forma de ser, marcada por la determinaci√≥n capricorniana y la energ√≠a y ganas de explorar arianas, se complementan a la perfecci√≥n. Por tanto, estos nativos est√°n llamados a alcanzar el √©xito en todo lo que se propongan hacer.

Cómo son las personas Capricornio ascendente Aries.
Capricornio ascendente Aries

Capricornio ascendente Aries, Fechas

Para ser Capricornio ascendente Aries has de haber nacido entre estas fechas y horas del día:

  • 22 de diciembre – 31 de diciembre: 11:15 A.M. a 12:14 P.M.
  • 01 de enero – 11 de enero: 10:45 A.M. a 11:44 A.M.
  • 12 de enero – 20 de enero: 10:15 A.M. a 11:14 A.M.

Personalidad de Capricornio ascendente Aries

Los rasgos más destacados de la personalidad de los Capricornio ascendente Aries, tal vez sean su inquebrantable perseverancia, fortaleza y confianza en sí mismos. Gracias a estas cualidades, no hay nada que se propongan y no consigan, da igual el tiempo o el esfuerzo que les cueste. Aunque lo cierto es que suelen lograrlo bastante rápido.

Es el ascendente Aries el responsable de conferirles esa osad√≠a que les hace tener una fe ciega en sus habilidades. As√≠ que, les encantan los retos, pues son conscientes de que pueden conseguir cualquier cosa. Por supuesto, no son los m√°s ambiciosos, aunque s√≠ los que mejor saben c√≥mo mantenerse en la cima. Muchos llegan al √©xito, pero ¬ŅCu√°ntos lo conservan?, ah√≠ empieza lo complicado y estos nativos son expertos.

La parte negativa es que, visto desde fuera, para quienes no les conocen en profundidad, pueden resultan bastante prepotentes. Adem√°s, en ocasiones se comportan de forma descarada o insolente, pues acostumbran a decir las cosas sin mucho tacto. En definitiva, pocos son capaces lidiar con su mentalidad ganadora.

En el amor sue√Īan con tener una pareja para toda la vida

Respecto al √°mbito sentimental, bajo esa m√°scara de frialdad o desinter√©s, se esconde una persona que busca el amor verdadero y duradero. La realidad, aunque intenten ocultarlo, es que los Capricornio ascendente Aries desean un compa√Īero para toda la vida con quien formar una familia. De hecho, ser padres es una de sus mayores ilusiones y no suelen tener muchas parejas a lo largo de su vida.

Aquellos que tengan una relación con estos nativos, son afortunados. Pues combinan la estabilidad y compromiso que aporta Capricornio con la chispa y pasión por la aventura de Aries. El problema es que el trabajo les absorbe demasiado.

Profesionalmente son un poco workaholics

En el terreno laboral, como ya hemos dicho, los Capricornio ascendente Aries son extremadamente perseverantes y ambiciosos. En igualdad de condiciones, cumplen objetivos antes que la mayoría.

Son proactivos y asumen cualquier desaf√≠o con entusiasmo, resolvi√©ndolos con firmeza. Esta vitalidad se traduce en una energ√≠a laboral que contagian a compa√Īeros y superiores. Es por esto, que son grandes l√≠deres o incluso jefes, porque adem√°s, no les gusta demasiado recibir √≥rdenes.

Aquí surge un conflicto interno: su pasión por el trabajo les roba tiempo para pasar con la familia. Deben encontrar la forma de no descuidar a los suyos sin renunciar a su profesión.

Tal vez te interese:

Personalidad de Capricornio

Cómo son los Aries

App Ciencias Ocultas. Disponible para descargar en Play Store.
Pulsa en la imagen para descargar la App
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad