La chica de la curva, ¿leyenda o realidad?

La chica de la curva: «ahí me maté yo»

La leyenda de la chica de la curva es de las más conocidas, pues todos hemos escuchado hablar de ella. Lo cierto es que siempre es a un amigo de un amigo, al compañero de trabajo de un primo o a un pariente lejano a quien le ha ocurrido. Pero sí se han documentado algunos casos de personas que han visto algo parecido.

En España existen más de 20 lugares donde se asegura que se aparece la niña de la curva. Algunos de ellos son en Barcelona, en la carretera de la Rabassada, la zona de la Cuesta de las Doblas en Sevilla, cerca de El Escorial en Madrid o la curva de Deba en Guipúzcoa, entre otros.

La leyenda de la niña de la curva es de las más conocidas .
Leyenda de la niña de la curva

La historia de la chica de la curva, mucho más antigua de lo que crees

Esta leyenda ha ido pasando de generación en generación, antes que nosotros nuestros padres y abuelos ya conocían la leyenda de la niña de la curva. Pero esto va mucho más allá, la leyenda surgió casi a la vez que los medios de transporte. Comenzó con los jinetes y siguió con los coches de caballos hasta hoy que se mantiene con los vehículos actuales.

Los expertos que han estudiado en profundidad este tema coinciden en que esta es una historia que ha fascinado al hombre a través de los siglos. Es algo así como un hada madrina que trata de ayudar al viajero poniéndole sobre aviso de alguna amenaza.

En la mitología encontramos ejemplos de guías, espíritus de los antepasados o almas errantes que trataban de prevenir a quienes se encontraban viajando de algún riesgo. También se sabe que el siglo XVII se hablaba de las «damas de cruces de caminos».

Leyenda de la dama de blanco

La niña de la curva va vestida de blanco, descalza y con aspecto desaliñado.

Todos los testimonios de personas que aseguran haber visto a la chica de la curva suelen coincidir, a grandes rasgos, bastante:

Paran a una mujer muy joven, vestida de blanco, descalza y con aspecto desaliñado, que se encuentra haciendo autostop. Algunos dicen que lleva un vestido de novia, por eso también existe la creencia de que iba de camino a su boda cuando murió.

La chica monta en el coche y les dice que quiere llegar al siguiente pueblo o al más cercano. En un momento dado, generalmente antes de una curva, dice: «ten cuidado porque ahí me maté yo», desapareciendo al instante para espanto de los pasajeros.

Experiencia de algunas personas con la chica de la curva

1981, Guipúzcoa

Fue en 1981 cuando la Guardia Civil investigó por primera vez un caso relacionado con la niña de la curva. Este hecho ocurrió en Guipúzcoa, concretamente en la curva de Deba.

Javier Abad y su esposa viajaban hacia Deba, iban por una zona de curvas cuando ven a una autoestopista y deciden recogerla. Pasadas un par de curvas les advierte que tengan cuidado con la carretera porque estaba en malas condiciones y ella había tenido un accidente en ese mismo sitio. En ese momento miran hacia atrás y, para su sorpresa, la joven no está. Quedan en shock, como es lógico, porque en ningún momento pararon el coche ni mucho menos se abrieron las puertas. Para mayor estupor, después descubren que allí habían muerto cuatro chicas en distintos accidentes.

Cuesta de las Doblas, Sevilla

Este es un punto negro en el que murieron más de cien personas y donde más gente asegura haber visto a la chica de la curva. En sus testimonios cuentan que se trata de una chica que lleva un anorak rojo y hace autostop de madrugada justo antes de una curva. Algunos dicen que esta joven desapareció en el mismo momento que pararon el coche para que subiera. En cambio, en otros casos, sí llegó a subir al coche y no desapareció hasta advertirles del peligro de la curva, momento en que se esfumó del asiento trasero.

1981, Francia

Unos chicos viajan en un Renault 5 y se encuentran a una chica que en un primer momento creen que es una mendiga. Esta mujer joven camina por el arcén y les hace un gesto con el puño, paran el coche, a pesar de que les causa rechazo, porque sienten lástima por ella. La chica entra en el coche para desaparecer, según la Gendarmería, tras haber recorrido 3.5 kilómetros. Los jóvenes que viajaban en el coche sufrieron una crisis de histeria por lo que acaban de vivir.

Esto es lo que hemos averiguado sobre la chica de la curva, hasta que punto es realidad o leyenda, depende de lo que cada uno quiera pensar.

Si te ha gustado y quieres saber sobre este tema te sugerimos este vídeo.

Tal vez te interese ahora ¿Qué es Huggy Wuggy?

App Ciencias Ocultas. Disponible para descargar en Play Store.
Pulsa en la imagen para descargar la App

2 comentarios en «La chica de la curva: «ahí me maté yo»»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Vanessa García.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostinger que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.