Se dice que algunas personas pueden causar mal a otras sólo con su mirada. Esto se conoce como mal de ojo.

Mal de ojo, el poder de una mirada

¿Qué es el mal de ojo?

La capacidad de hacer daño a otros solamente con la mirada es lo que se llama comúnmente mal de ojo. Existe una creencia, bastante extendida, de que existen personas que pueden hacer daño a otras sencillamente mirándolas.

Normalmente los celos, la envidia o una antipatía hacia otra persona son las causantes de esta situación. Sin embargo, se dice, que las personas con este «poder» a veces no son conscientes de ello. Lo que quiere decir que en muchas ocasiones no lo hacen con mala intención.

¿Cuáles son los síntomas?

La gente suele pensar que es sólo cuestión de mala suerte. Cuando alguien pasa una mala racha suele decir: «parece que me han echado un mal de ojo», pero no es sólo eso. También se pueden sentir daños físicos.

Entre los más frecuentes están los trastornos de aparato digestivo como nauseas, vómitos o diarrea. A veces quien lo sufre puede tener cambios de humor bastante repentinos. Incluso puede provocar daños en la piel, pero esto es cuando la persona que lo ha provocado tiene mucho poder.

También es frecuente sufrir alteraciones en el sueño o en el descanso. Algunas personas sufren somnolencia, mientras otras son incapaces de conciliar el sueño.

Agua y aceite para saber si se tiene mal de ojo

Algunas personas ya mayores conocen el ritual de «diagnosticar» el mal de ojo con agua y aceite. Lo que se hace es poner tres gotas de aceite en un vaso de agua, mientras se reza una oración con una mano extendida sobre la cabeza de la persona. Si el aceite se hunde se dice que efectivamente a esa persona «le han mirado». Si por el contrario las gotas de aceite se quedan en la superficie, como debería ser siempre, no existe mal de ojo.

Ritual para curarlo, velas y oración

Pocas son las personas que realmente conocen este ritual y la oración que se ha de rezar. En primer lugar y, una vez hecha la prueba del aceite y el agua, se enciende una vela o candil. La persona a la que se quiere «curar» puede estar presente o no. Es suficiente con dejar un mechón de pelo a la persona que va a hacer el ritual.

Se enciende una vela o un candil mientras se reza la oración para curar el mal de ojo.
Se enciende una vela o candil

Una vez encendida la vela o el candil se procede a rezar con la mano sobre la persona o sobre su mechón de pelo. Cada vez que se hace esto, se repite la prueba con las gotas de aceite en el vaso de agua.

Se hará todos los días este ritual hasta que las tres gotas de aceite se queden en la superficie del agua. A ves, es necesario rezar hasta tres veces diarias.

Amuletos contra el mal de ojo

  • La cruz de Caravaca es muy utilizada. Esta cruz tiene un importante significado religioso, pero también es muy apreciada en el mundo esotérico. Es muy habitual llevarla en el cuello como protección para el mal de ojo, las envidias o la magia negra. Es un regalo muy común para los bebés y no es raro ver una cruz de Caravaca prendida en alguna parte de los carritos.
  • El ojo turco, también es considerado cómo muy efectivo para protegernos de todas estas malas energías. Es muy fácil conseguir colgantes o pulseras con un ojo turco, incluso de un tamaño mayor para colgar en la puerta de casa.

¿Qué hay demostrado en todo esto? Ninguna evidencia científica

Lo cierto es que aquí hemos explicado en que consiste esta creencia tan extendida. También cómo algunas señoras mayores, sin cobrar nada, «curan» esto que consideran cierto en algunos pueblos. Pero la realidad es que no hay ninguna evidencia científica que avale todo esto. Por tanto, ante cualquier síntoma o malestar físico lo primero es visitar a un médico. Después, cuando un profesional de la medicina confirme que no existe ninguna enfermedad, ya puedes consultar a quien consideres.

También te puede interesar cómo conocer tu ascendente.

1 comentario en «Mal de ojo, el poder de una mirada»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Vanessa García.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostinger que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad