Uno de los lugares más misteriosos del planeta

El triángulo de Bennington, enigmas nunca resueltos

En las inmediaciones del monte Glastenbury, Nueva Inglaterra (Estados Unidos), se ubica el conocido como «Triángulo de Bennington». Un lugar muy enigmático e interesante para los investigadores de lo paranormal, ya que desde 1920 se han producido allí varias misteriosas desapariciones, curiosamente siempre en los tres últimos meses del año. Las investigaciones realizadas por las autoridades siempre han sido infructuosas, nunca se ha podido dar respuesta a ninguno de los casos. Es como si a estas personas se les hubiera tragado la tierra.

El triángulo de Bennington lugar misterioso.
En el triángulo de Bennington han desaparecido varias personas desde 1920

5 extrañas desapariciones en el triángulo de Bennington entre 1945 y 1950

Entre 1920 y 1950 se han reportado al menos diez desapariciones de personas de las que nunca más se supo. Cinco de ellas ocurrieron entre los años 1945 y 1950, sus historias son las siguientes:

  • Middie Rivers (1945): el 12 de noviembre de 1945 este experimentado cazador de 74 años sale con unos compañeros también cazadores. En un momento dado se separa del grupo, adelantándose en el camino. Jamás fue visto de nuevo, en los intentos de búsqueda solamente se encontró un cartucho suyo a orillas de río. El lugar exacto de la desaparición es conocido como «Camino Largo». Este caso es muy sorprendente porque Rivers era un gran conocedor de la zona.
  • Paula Welden (1946): esta joven de 18 años desapareció en diciembre del 46 también en el «Camino Largo». Una pareja de ancianos aseguró haberla visto caminando por ese punto. Jamás se supo nada de Paula, pase a que hasta el F.B.I. participó en la búsqueda.
  • James Tedford (1946): James vivía en un hogar para veteranos de Bennington. Lo escalofriante de su caso es que se esfumó del autobús en el que viajaba. Fue en el camino de regreso, volviendo de visitar a unos familiares, cuando desapareció. Los testigos dicen que seguía en su asiento cuando se realizó la última parada. Lo cierto es que cuando llegaron al destino el hombre no estaba a diferencia de sus maletas que permanecían el el portaequipaje.
  • Paul Japson (1950): este niño de 8 años desapareció en octubre del 50. La última persona que lo vio fue su madre, esta alimentaba a unos cerdos mientras el niño jugaba cerca. Transcurrida una hora la mujer notó que Paul no estaba, nunca más se supo de él. Se utilizaron perros de rastreo en su búsqueda que perdieron el rastro del pequeño al llegar a el «Camino Largo», ¿casualidad?
  • Frieda langer (1950): a finales de octubre desaparece esta señora de 53 años. Su cuerpo fue hallado, a diferencia de los otros casos, pero ya en un avanzado estado de descomposición. Debido a esto, poco se pudo averiguar estudiando el cadáver. Lo llamativo de este caso es que el lugar donde se encontró a la fallecida ya había sido peinado varias veces.
En el triángulo de Bennington se han visto ovnis, bigfoots, fenómenos paranormales y se dice que existen portales a otra dimensión.
Se dice que en el triángulo de Bennington ocurren fenómenos paranormales

Teorías que explican lo sucedido

Para explicar lo sucedido en el triángulo de Bennington hay dos teorías. La primera es que se resguardaran en algún paraje recóndito para protegerse del frío extremo que se vive en Glastenbury en esos meses del año y allí murieron de hipotermia. La segunda es que se pudieron adentrar en las minas de la zona para investigar y después no supieran salir. También pudieron caer por un respiradero al interior de la mina. Hipótesis que tienen su lógica, pero que no sirven para aclarar todos los casos.

El triángulo de Bennington considerado zona maldita desde tiempo ancestrales

Cuenta la leyenda que desde tiempos muy lejanos estas tierras ya eran consideradas malditas. Los aborígenes americanos nunca las habitaron y únicamente las utilizaban como cementerio porque creían que era el punto donde coincidían los cuatro vientos a los cuales consideraban los espíritus de la montaña. También pensaban que en la zona existía una piedra con el poder de tragarse a todo aquel que la tocara.

Cuando llegaron los primeros colonizadores al lugar, consideraron estas historias como simples supersticiones de estos indios nativos americanos. No tardaron en constatar que ciertamente ocurrían cosas inexplicables allí.

Más fenómenos extraños suceden en este lugar

Pero esto no es todo, han ocurrido más hechos extraños que hacen más enigmático este lugar. También se han visto ovnis, bigfoots, fenómenos paranormales e incluso se ha llegado a hablar de la existencia de portales a otra dimensión.

Después de saber todo esto, no cabe duda de que el triángulo de Bennington es un verdadero misterio a la altura de otros más conocidos como el triángulo de las Bermudas o el triángulo de Alaska.

Si te ha resultado interesante, tal vez te guste el misterio de la chica de la curva.

App Ciencias Ocultas. Disponible para descargar en Play Store.
Pulsa en la imagen para descargar la App

2 comentarios en «El triángulo de Bennington, enigmas nunca resueltos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Vanessa García.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostinger que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.